es.odysseedubienetre.be

NQI

Medicamentos

10 Impresionantes Beneficios del Ginseng

Los beneficios para la salud más impresionantes del ginseng incluyen su capacidad para estimular la mente, aumentar la energía, calmar la inflamación, prevenir el cáncer, reducir el estrés y prevenir el envejecimiento. También ayuda a aumentar la potencia sexual, la pérdida de peso, controlar la diabetes, aliviar la incomodidad menstrual, mejorar la salud del cabello y proteger la piel.

¿Qué es el Ginseng?

El ginseng es en realidad un término amplio que incorpora casi una docena de especies diferentes de plantas que pertenecen al género Panax . Esta planta altamente valorada, que tiene grandes raíces carnosas, se encuentra típicamente en América del Norte y en algunas áreas más frías de Asia. La raíz carnosa de color claro es el elemento de mayor valor medicinal de la planta y se puede comprar en forma seca, entera o en rodajas. Las hojas verdes y ovales del ginseng se usan de forma mucho más limitada, pero tienen algunos usos.

La raíz de ginseng se puede consumir por vía oral, o se puede incluir en suplementos, bebidas energéticas, bebidas, tés y otras formas. El té de ginseng es también una bebida ampliamente conocida y utilizada.

Nutrición de ginseng

El ginseng contiene un compuesto llamado ginsenósidos, que es responsable de sus principales beneficios medicinales. Otros compuestos incluyen poliacetilenos tales como panaxinol y panaxydol, compuestos polifenólicos, arginina y sus derivados, así como polisacáridos ácidos.

Beneficios para la salud del ginseng

Echemos un vistazo más profundo a los beneficios para la salud del ginseng:

Aumento de energía

Los polisacáridos y oligopéptidos del ginseng americano ayudan a reducir el estrés oxidativo, a combatir la fatiga, a mejorar la actividad física y a aumentar la energía, especialmente en pacientes con cáncer.

Mejora la capacidad cognitiva

El ginseng estimula las habilidades cognitivas y la actividad neuronal que puede ser difícil de lograr en las edades más avanzadas. Además, los antioxidantes previenen la acumulación de placa y radicales libres en el cerebro, previniendo de manera efectiva la aparición de demencia, Alzheimer y otros trastornos cognitivos.

Reduce la toxicidad del alcohol

El ginseng reduce la toxicidad del alcohol en el cerebro al aumentar las enzimas que ayudan a la descomposición del alcohol. Por lo tanto, tiene efectos positivos contra la intoxicación alcohólica aguda.

Alivia el estrés

El ginseng asiático afecta el sistema nervioso del cuerpo de varias maneras, incluido el aumento del estado de ánimo y los niveles de energía. Además, se ha demostrado que los adaptógenos encontrados en el ginseng alteran los niveles hormonales del cuerpo, que pueden tratar el estrés crónico.

Trata el TDAH

El ginseng rojo coreano trata el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y el poder de aprendizaje en los niños.

Efectos antiinflamatorios

Los ginsenósidos en el ginseng rojo coreano tienen potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que ayudan a reducir el estrés oxidativo y aumentan la actividad enzimática. Puede reducir la inflamación de los nervios y mejorar la recuperación de la función motora después de una lesión de la médula espinal.

Trata la disfunción eréctil

El ginsenósido en el ginseng brasileño libera óxido nítrico de las células endoteliales, tratando la disfunción eréctil al causar vasodilatación y relajación del tejido eréctil. Además, la hierba también mejora la secreción de la hormona testosterona en los hombres.

Eyaculación precoz

Aplicar una crema, que tiene el ginseng como uno de sus ingredientes, al pene una hora antes del coito y luego lavarlo justo antes de la relación sexual ayuda a prevenir la eyaculación precoz.

Trata la incomodidad menstrual

Como sustancia calmante y antiinflamatoria, el ginseng a menudo se prescribe para mujeres que sufren molestias menstruales extremas y calambres. También puede ayudar a reducir cambios de humor, sofocos, ansiedad, síntomas depresivos, sudores nocturnos, sequedad vaginal, disminución del deseo sexual, insomnio, aumento de peso, adelgazamiento del cabello, irritabilidad y otros cambios menopáusicos en las mujeres de mediana edad.

Mejora el rendimiento sexual

Uno de los usos tradicionales más comunes del ginseng indio (también conocido como ashwagandha) fue como un afrodisíaco. Se creía que el ginseng en polvo aumentaba el rendimiento sexual masculino y aumentaba la libido.

Mejora el sistema inmune

Las propiedades antialérgicas, antimicrobianas y antioxidantes del ginseng funcionan como un mecanismo de defensa contra diversas infecciones microbianas y bacterianas. De hecho, la hierba aumenta el efecto de las vacunas contra enfermedades como la gripe, el virus de la hepatitis C, el virus sincicial respiratorio (VSR) y el rotavirus.

Reduce la fatiga

El ginseng siberiano tiene propiedades para combatir la fatiga y para aumentar la vitalidad. Ayuda a disminuir el dolor, que es uno de los principales síntomas de la fibromialgia. Además, reduce la inflamación y estabiliza el efecto de las citocinas inflamatorias después de la quimioterapia en niños. Además, ayuda a sanar la fatiga suprarrenal.

Pérdida de peso

La poderosa combinación de productos químicos en el ginseng ayuda a eliminar el apetito, aumenta el metabolismo y quema grasa. Cuando se consume ginseng seco o en polvo, puede suprimir rápidamente las "hormonas del hambre" de desencadenar cualquier antojo, lo que ayuda a las personas a perder peso.

Mejora la función pulmonar

El ginseng reduce la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), un trastorno pulmonar que causa la inflamación de las vías respiratorias superiores. Esto produce congestión, picazón nasal y estornudos. También tiene la capacidad de eliminar infecciones bacterianas de los pulmones.

Previene el cáncer

El ginseng muestra propiedades anticancerígenas debido a un efecto colectivo de propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, apoptóticas y angiogénicas. Según la investigación, el área oncológica más prometedora para el ginseng es el cáncer colorrectal; La investigación ha demostrado una disminución directa en la diseminación del cáncer colorrectal y los síntomas con la inclusión regular de ginseng en la dieta. Las primeras investigaciones sobre otros tipos de cáncer como el cáncer de mama, piel, pulmón, hígado y próstata muestran propiedades antitumorales.

Reduce los niveles de azúcar en la sangre

Las propiedades glucoreguladoras del ginseng ayudan a reducir los niveles de azúcar en la sangre en pacientes con diabetes tipo 2. Además, los ginsenósidos en la hierba afectan la producción de insulina y mejoran la resistencia a la insulina en el cuerpo.

Otros beneficios

Los otros beneficios del ginseng son:

Previene el envejecimiento prematuro

En todo el mundo, el ginseng se valora por su capacidad para reducir los signos del envejecimiento. Sus propiedades antioxidantes previenen los efectos negativos de los radicales libres en todo el cuerpo, lo que previene el daño celular.

Mejora la salud del cabello

Uno de los carbohidratos naturales que se encuentran en el ginseng se ha relacionado directamente con la prevención de la alopecia y la calvicie de patrón masculino. Aplicar bálsamos de ginseng o consumir la especia directamente puede mejorar la salud de las camas del folículo piloso, prevenir la caspa y reducir significativamente la caída del cabello.

Protección de la piel

El ginseng desintoxica y aumenta la inmunidad de la piel. Al estimular el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, particularmente a las células de la piel, el ginseng hace que la piel luzca joven e hidratada.

Mejora la salud del corazón

Un estudio preliminar muestra que los antioxidantes que se encuentran en el ginseng pueden prevenir el daño al miocardio y otras enfermedades cardíacas crónicas.

Disminuye el colesterol

Un estudio preliminar muestra que el ginseng rojo chino reduce el nivel de colesterol en suero.

Efectos secundarios

El ginseng es una especia muy poderosa y puede causar reacciones negativas en el cuerpo como:

  • Boca seca, dolor de cabeza, mareos, visión borrosa
  • Malestar estomacal, diarrea
  • Reacciones alérgicas, reacciones de la piel
  • Latidos rápidos del corazón, presión arterial alta
  • Nerviosismo, insomnio y, en casos graves, delirio (inquietud e ilusión)
  • Edema (retención de agua)
  • Interacción con medicamentos (medicamentos diabéticos, antidepresivos, morfina, estimulantes, etc.)
  • El consumo excesivo de ginseng puede causar el Síndrome de Abuso de Ginseng, que puede causar sensibilidad mamaria, hemorragia genital, hepatotoxicidad, hipertensión, convulsiones, convulsiones y toxicidad reproductiva.

Nota: No se recomienda para mujeres embarazadas y lactantes.

Evite el uso de la raíz de ginseng por más de tres meses. Recuerde, todo con moderación! Siempre consulte a un profesional médico antes de agregarlo a su dieta regular o régimen de suplemento.

Ver también
  • 16 Sorprendentes beneficios del té de ginseng
  • 6 mejores hierbas adaptogénicas para el estrés y la ansiedad

Tipos de Ginseng

Los verdaderos tipos de ginseng son la variedad asiática y americana que tienen los ginsenósidos activos presentes en ellos. Sin embargo, hay otras hierbas adaptogénicas que son parientes cercanos del ginseng y tienen propiedades y beneficios similares.

  • Ginseng asiático (Panax ginseng): este ginseng clásico también se conoce como ginseng rojo Koren o ginseng del sur de China.
  • Ginseng americano (Panax quinquefolius): es leve en comparación con el ginseng asiático, pero sigue siendo muy terapéutico.
  • Ginseng siberiano (Eleutherococcus senticocus): contiene una gran cantidad de eleuterósidos que exhiben propiedades similares a los ginsenósidos.
  • Ginseng indio (Withania somnifera): también se lo conoce como ashwagandha. Esto encuentra su aplicación en Ayurveda.
  • Ginseng brasileño (Pfaffia paniculata): también se conoce como suma root.